Nota | Reforma
Autor: Zedryk Raziel

Las organizaciones civiles y empresariales que integran la plataforma #VamosPorMás pugnarán hasta el último día del Gobierno de Enrique Peña Nieto por reformas que pongan freno a la corrupción, la impunidad y las violaciones a los derechos humanos en el País.

Juan Pardinas y María Amparo Casar expusieron a REFORMA que el colectivo impulsará en el Congreso una reforma constitucional que otorgue autonomía a la Fiscalía General respecto del Ejecutivo y garantice la selección de un Fiscal Anticorrupción con base en sus méritos y capacidades y no por cuotas partidistas.

En entrevista, señalaron que #VamosPorMás busca cerrar las distintas “puertas” por las que se cuela la corrupción, por lo que acompañará la eliminación del fuero de los servidores públicos y participará en la elaboración de cambios legales para transparentar las compras gubernamentales, las licitaciones de obra pública y la asignación de Notarías.

“Abanderaremos, acompañaremos e impulsaremos cambios hasta el último momento de la Administración actual”, sostuvo la presidenta de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

“La corrupción le sale muy cara al País y a los ciudadanos, y la impunidad, que llega al 97 por ciento de los delitos, es una seria violación a los derechos humanos que puede y debe erradicarse, o al menos disminuirse drásticamente”.

En entrevista por separado, Pardinas relató que #VamosPorMás es una evolución o segunda etapa del movimiento de organizaciones sociales y empresarios que impulsaron la creación de la Ley 3de3.

Señaló que el nombre del colectivo surgió del discurso que Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, pronunció ante el Presidente Peña durante la promulgación de las leyes del SNA, en julio de 2016.

“Hoy reconocemos un avance significativo”, dijo entonces Bohórquez. “Pero este grupo amplio y plural de ciudadanos anhela mucho más para nuestro país. Que no quede ninguna duda: Vamos por más”.

Pardinas, quien dirige el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), explicó que si bien el SNA es una mejora general en el diseño de las instituciones, aún falta que se garantice que sus titulares cumplan con el perfil de idoneidad, capacidad e independencia.

“Nos preocupa mucho que a veces puedes tener el diseño institucional ideal, pero, si a la cabeza de la institución pones a alguien que trae vínculos políticos, vínculos partidistas, incluso vínculos de negocios, pues no hay diseño institucional que resista esta selección de perfiles de liderazgo.

“Entonces, también es importante fomentar los criterios meritocráticos a la hora de escoger quién va a encabezar estas instituciones”, indicó.

Afirmó que la diversidad de las organizaciones que integran #VamosPorMás, como Mexicanos Primero, Artículo 19, GIRE y el Consejo Coordinador Empresarial, es muestra de que la corrupción, la impunidad y las violaciones a los derechos humanos están socavando el potencial de crecimiento económico y la vida democrática de todo el país.

“Estoy seguro que las distintas propuestas que vayamos poniendo sobre la mesa van a marcar el debate político y buena parte de los contenidos de la discusión legislativa en los próximos meses”, confió.

Publicación original: http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=1179122&urlredirect=http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?Id=1179122